¿Mudanzas con niños? Lee esto y haz el proceso mucho más fácil para los pequeñitos.

Todo el proceso de mudanzas suele ser estresante y en ocasiones caótico para los adulto, si además nos ponemos a pensar en todo lo que imaginan y temen los niños al pensar en mudanzas, el resultado puede ser catastrófico.

Sin embargo, hay maneras para ayudar a los más pequeños de la familia a entender este proceso, que se diviertan, aporten ideas y lo disfruten.

Seamos positivos en las mudanzas.

Aunque tengamos mil cosas que empacar, poner en orden y revisar una última vez, no hagamos que nuestros niños noten toda este estrés.

Si has puesto atención a tu pequeño, seguro has notado que su aprendizaje se asemeja a una esponja, todo lo absorben, y aunque la mayoría del tiempo eso les ayuda, la realidad es que también suelen absorben pensamientos y actitudes negativas.

Es por eso que si tenemos una mala actitud frente a las mudanzas, automáticamente nuestros pequeños también la tendrán.

Y recuerda que la enorme diferencia entre ellos y nosotros, es que ellos no tienen control sobre sus berrinches. ¡Cuidado!

Explicar los motivos de la mudanza.

Por muy difícil que pueda ser el cambio para nuestros pequeñines, debemos ser completamente claros con ellos sobre el motivo del nuevo cambio.

Aunque nosotros entendamos que muchas veces la razón es por motivo de trabajo, o por causas personales que nos obligan a mudarnos, o simplemente por gusto.

También debemos tener presente que ellos no entienden qué pasa.

Intentemos ponernos un momento en los pies del niño y en lo difícil que es para ellos abandonar su vieja casa, su vieja habitación, su viejo parque de juegos con sus zonas favoritas, sus amigos.

Si para nosotros es complicado para ellos lo es mucho mucho más.

Seamos transparentes sobre la razón del por qué nos estamos cambiando de vivienda y hagamos que nuestros pequeños se convenzan de que es la mejor opción.

Destacar los puntos positivos de la mudanza.

Si a nuestros pequeños ya se les ha explicado las razones del cambio, pero aún no están muy convencidos del todo.

Refuerza el lado bueno de las mudanzas.

Según las preferencias de tu pequeño (comida favorita, parques para juego, cines, actividades extra como karate, natación, fútbol, etc.) investiga lugares en la nueva zona en la que vas a vivir que ayude a que se intrigué más y tome la mudanza con mejor actitud.

También dos fines antes de tu mudanza puedes ir en familia a conocer el lugar “como turista”, vayan por un helado, caminen por las calles para que conozcan las diferentes tiendas y servicios que hay, visiten un museo.

Reforzar el lado positivo de la mudanza hará que tu pequeño esté cada día más emocionado por saber más del nuevo hogar.

Procura que todas sus pertenencias lleguen en buen estado.

Lo más preciado para tu pequeñin, debe ser lo más preciado para ti en el proceso de mudanza.

No les demos razones para que se sientan tristes cuando ya están aceptando el nuevo cambio; es por eso que debes poner especial atención en todo lo que tu hijo más valora.

Juguetes, frazadas, peluches, libros; todo aquello a lo que tu pequeño se haya aferrado más durante tu vieja casa. Procura que llegue tal y como está al nuevo hogar.

Todo esto representa para ellos parte de su pasado, de su niñez, de lo que han aprendido (aunque ellos no lo sepan) es por eso que si durante el proceso de mudanzas, alguno de esos artículos se pierde o sufre un daño grave, quebraremos también un recuerdo (aunque nosotros no lo veamos así) muy valioso para ellos.

Da especial atención a contabilizar todos estos objetos y tengamos muy presentes que ellos nunca se podrán encargar de algo tan importante como su propia mudanza.

Entonces ayudémoslo a comprobar que lleva todo lo importante en su maleta.

Involúclalo en la decoración de la nueva casa.

Has que participe en la decoración del nuevo hogar, deja que vuele y exprese su imaginación en lo que será su nuevo refugio, haz que se sienta parte de la nueva casa y no sólo un extraño en un lugar vacío.

Déjalo que ayude a pintar su cuarto (por desastroso que esto pueda parecer) piensa que, además de que lo ayudarás a personalizar su nueva zona, también pasarás horas muy divertidas con él.

Acepta consejos sobre como colocar los muebles, sobre qué cuadro poner en qué pared.

¡Involúcralo!

Que sepa que esta nueva casa es de todos y que en este nuevo comienzo todos pueden participar.

Share Button

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Un blog magnifico!! como todos sabemos las mudanzas no solo son aterradoras para los adulto, los niños también tiene una gran afectación en este proceso, y lo que hace esta información es retroaalimetarnos para minimizar este proceso en los mas pequeños de nuestras casa!! saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *