No es fácil ser foráneo

Cambiarte de un estado a otro ya sea con una mudanza en Querétaro, en Cuernavaca, incluso mudanzas Toluca, o cualquier otra atrae estrés y caos a nuestra mente lo que hace que no podamos pensar en nada más, sin embargo el momento de despedirnos de la mudanza llega, terminamos de desempacar y nos encontramos en un estado en el que nunca antes hemos vivido.

¿Ahora qué?

Si ya llevas unos días en tu nueva casa y aún no logras adaptarte al cambio, al nuevo estado, a los vecinos o frecuentemente te pones sentimental por tu viejo hogar.

Recuerda estos consejos, léelos cuántas veces prefieras hasta adaptarte y camina siempre hacia adelante.

Aceptar el cambio

El primer paso que nos recomienda la psicóloga y docente del ITEMA en Madrid, Miriam Rocha Díaz es aceptar el cambio y con ello todo el revoltijo de emociones que traerá.

«Lo que conocemos nos tranquiliza (al saber cómo debemos actuar), pero lo que se desconoce, inicialmente, resulta amenazante porque puede ser potencialmente negativo, al menos hasta que se demuestre lo contrario».

Entonces lo que nos recomienda Miriam Díaz, es enfrentar el cambio y los nuevos retos de forma activa, en vez de sólo evitarlos.

¿Cómo es esto?

Bueno, si tu cambio de casa a otro estado parece haber desestabilizado todo a tu alrededor, debes aceptar que sí, en efecto, todo lo que ahora te rodea es completamente nuevo e incierto; sin embargo no anticipes como resultará todo únicamente por lo que has visto los primeros días.

La mayoría de las veces ante un cambio que nos confunde y nos sorprende, predecimos futuros negativos pero muchas de esas anticipaciones son erróneas.

Los cambios nunca son malos, sea cual sea tú situación ahora tienes una oportunidad extra para demostrarte a ti mismo, que sin importar dónde te encuentres nunca te vas a perder.

Hacer ejercicio

Estudios plasmados en cientos de libros como The Happiness Advantage del entrenador y escritor Shawn Achor o «La Ciencia Nueva y Revolucionaria del Ejercicio y el Cerebro” del psiquiatra John Ratey de Harvard; demuestran cómo hacer ejercicio no solo mejora nuestra salud física, sino también nuestra salud mental.

Además, según nos explican en sus libros, también es un pretexto perfecto para iniciar relaciones.

¡Inténtalo!

Hacer ejercicio produce químicos de la felicidad ya que libera endorfinas, esto sirve bastante para esos días donde nos damos cuenta que vivir en otro estado no es tan fácil como pensábamos, donde extrañamos nuestra vieja casa o donde nos tumbamos en la cama imaginando lo peor.

¡Levántate! sal a correr un poco, da una larga caminata al aire libre, notarás como tu humor cambia enseguida.

Además entre otros beneficios, no ser sedentario mejora la habilidad de asimilar la tensión en nuestro cuerpo provocada por el estrés, pues incrementa la producción de norepirefrina una sustancia química que le dice al cerebro ¡relájate!, así por más estrés que hayas tenido en la oficina, con tus nuevos vecinos o conociendo el vecindario, hacer un poco de ejercicio después de todo te relajará.

Entonces así seas un deportista nato o si nunca en tu vida haz hecho ejercicio, comenzar a vivir en un estado nuevo siempre es buena idea para empezar tu vida fitness.

Recorrer el lugar

Otro estudio que es mencionado en el libro The Longevity Project de los autores Howard S. Friedman y Leslie R. Martin dice que para tener una vida larga y feliz, es fundamental tener relaciones con las personas a nuestro alrededor, sean familia o no.

Es decir, no te puedes encerrar en tu nueva casa protegiéndote de todo para siempre, ¡es necesario que salgas!

Conoce cuanto haya a tu alrededor, conoce a tus vecinos, pide sus opiniones sobre lugares, sobre parques, sobre otras personas, llénate de su vocabulario y prepárate para no entender a veces algunas palabras o referencias (todo casi siempre es cultural), sigue su estilo de vida, adáptate, sé influenciable y permítete serlo un poco; son consejos que nos brindan los autores.

¡Atrévete! no sabrás nunca que te espera si no sales un poco de tu zona de confort.

 

En Mejores Mudanzas sabemos que no es fácil ser foráneo, pero estamos seguros que sea cual sea tu situación eres capaz de afrontar el reto y sobre todo de aprovecharlo como una oportunidad y disfrutarlo.

Share Button

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *