Mudanza atrás, ¡Comienza a hacer ejercicio fácilmente!

Si la mudanza ha acabado y ahora te encuentras en un nuevo vecindario donde el gimnasio queda muy lejos o donde simplemente quieres comenzar a tener una vida saludable; deja atrás la mudanza, olvida las cajas y checa estos consejos para comenzar a ser más saludable sin necesidad de un gimnasio.

Aprovecha los espacios.

Una vez que tengas bien definido hacia dónde será tu próxima mudanza, investiga un poco los alrededores.

Puedes tomar un fin de semana antes de mudarte para visitar el lugar y conocer los parques o áreas verdes que ofrece, esto con la intención de saber exactamente dónde puedes comenzar tus rutinas de ejercicio y no tener pretexto una vez instalado en tu nuevo hogar.

Por otro lado si te es muy difícil visitar antes los alrededores, entonces una vez que te hayas mudado, colócate tu ropa de gimnasio y recorre así el área en busca de un buen lugar para hacer ejercicio; no habrá excusas.

Comienza por ejercicios simples.

Aunque actualmente muchos de los parques en México cuentan ya con un espacio para hacer deporte y ejercicio (como aparatos para fortalecer la masa muscular que funcionan con nuestro propio peso o pistas para correr), lo ideal es que si nunca o hace mucho tiempo no haces ejercicio, entonces comiences con rutinas simples.

La organización mundial de la salud recomienda 30 minutos diarios de actividad física cómo mínimo y sólo hace falta eso para comenzar a ser más eficiente y a tener un montón de beneficios más.

Sin embargo si lo tuyo nunca ha sido el ejercicio, entonces debes comenzar poco a poco para convertirlo en un hábito, ¡te prometemos que no es tan difícil como parece!

El escritor Leo Babauta nos dice en su libro El poder de lo simple que para crear un hábito debemos hacer la actividad diario sin falta durante 30 días y que poco a poco tenemos que aumentar la intensidad.

  • Notas mentales: Poner el despertador a la misma hora todos los días (respuesta condicionada).
  • Preparar mi ropa de gimnasio con la que me siento más cómodo y mis tenis favoritos (condicionamiento operante).
  • Hacer una playlist con música que me motive.
  • Evitar distractores, no checar whatsapp, no checar facebook, de preferencia poner el celular en modo avión.

Organiza tu semana.

Sabiendo lo anterior, te recomendamos planear tu semana con las rutinas que harás.

El área de medicina, deportes y recreación de la Universidad Bernardo O’Higgins en Chile nos recuerda que una rutina balanceada comienza con una sesión de cardio (de 15 minutos preferentemente), seguida de una sesión de pesas (alrededor de 30-40 minutos según sea su intensidad) y finalmente otra sesión de cardio un poco más pesada (mujeres 30-40 minutos, hombres 20-30 minutos).

Esto para estirar y calentar un poco los músculos, fortalecerlos y finalmente quemar la mayor cantidad de grasa posible.

En tu calendario semanal, marca los días que descansarás (dos días en la semana son ideales) y también divide las áreas de tu cuerpo a entrenar por día (parte superior: brazos, pecho, espalda, hombros. Piernas: femoral, pantorrilla. Glúteo)  así te enfocarás únicamente en dos zonas por día y esto hará que tengas resultados más rápidos.

Después de tu mudanza, haz el ejercicio de manera divertida.

Ya comenzaste, ¡hazlo divertido!

Recuerda que hacer ejercicio siempre es más entretenido si tienes a alguien a tu lado, ármate un fit team o consigue un partner, también puedes conocer gente con el mismo gusto por el ejercicio en los parques o las zonas donde hagas tus actividades.

Siempre es bueno tener a alguien que te motive cuando estés a punto de renunciar.

No olvides ser espontáneo, aunque es cierto que la organización y la disciplina son la base para crear el hábito del ejercicio, también suele pasar que llevar todo de una forma tan metódica nos aburra (sobre todo si eres de los que detesta las rutinas), por eso de vez en cuando, date la oportunidad para cambiar un poco las reglas.

Sal a correr con tu mascota, ve a nadar con tus amigos o familia, participa en carreras de pinturas, practica zumba, entra a carreras con obstáculos o actividades que no hagas regularmente.

Sé cambiante, motívate a ti mismo, renuévate.

¡Disfruta tu nuevo cambio! En Mejores Mudanzas estamos contentos que comiences esta nueva etapa y que quieras implementar una vida más saludable después de tu mudanza, queremos recordarte que siempre tienes la oportunidad para renovarte y proponerte nuevos retos, las reglas sólo las pones tú y la creación de tu nuevo inicio apenas comienza.

 

 

 

Share Button

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *