Vivir con mi mejor amiga

Hace tiempo decidí vivir con mi mejor amiga. Lo cierto es que no creíamos que esto lo llegáramos a cumplir, pues en los últimos meses gastamos en muchas cosas.

Toda la vida hemos hecho proyectos juntas (tocando en la misma banda, por otro tiempo trabajamos haciendo publicidad para una empresa de maquillajes,  a finales del año vendimos ropa y zapatos por internet, en fin proyectos pequeños que servían de mucho para ganar dinero.

Sofia es una de las personas más desorganizadas en la vida, sin embargo es muy buena haciendo negocios y sobre todo es la mejor amiga que he tenido.

Mis padres regresaron a vivir a San Diego, así que la casa se quedó solo para mí, entonces le propuse  a Sofia que se mudara a la casa.

Le ayude a organizar su mudanza cotizando en mejoresmudanzas.com, todo resulto mucho más rápido de lo que imagine. Ella venía de Guadalajara, a pesar de que no trajo muchos muebles de su casa, tuvo que empacar muchas cosas, cajas de zapatos, ropa de la que vendíamos y sobre todo las macetas con sus flores y arbolitos que tanto cuidaba.

¡Vivir con ella fue una de las mejores decisiones!

Lo cierto es que vivir con tu mejor amiga te trae una gran cantidad de ventajas y beneficios. Disfrutamos cada paso para vivir juntas:

Juntar dinero para pagar el servicio del traslado, dedicando tiempo a los proyectos y trabajos que teníamos en mente.

Informarnos sobre el proceso de empacar con ayuda del blog de mejores mudanzas y vídeos en internet. Afortunadamente las plantas no sufrieron ningún daño durante el camino. Los muebles estaban intactos y el acomodo de la ropa en cajas facilito el trabajo de la mudanza.

Desde que la conozco me ha acompañado en todos los momentos importantes de mi vida, es la única que sabe todo de mí y es fascinante que compaginemos tan bien tanto en planes, gustos, proyectos y expectativas en la vida. A medida que vamos creciendo nos vamos independizando más, uno de los planes que toda chica tiene es vivir sola en su propio apartamento, y qué mejor idea que vivir con tu mejor amiga.

Todo eso contando las charlas y la convivencia diaria, preparar el desayuno, comidas y cenas juntas o bien salir a comer, hacer las labores domesticas con tu amiga reduce el estrés y puede que esta actividad se haga divertida.

¡Te saca de apuros! Tener un rommie ayuda a que los gastos reduzcan, de esa manera se vuelve más fácil tener el hábito de ahorrar.

Decide mudarte y comenzar una vida alado de tu mejor amiga.

 

 

 

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *